Cada cosa con su número

Colocamos un conjunto de objetos y a su lado vamos poniendo los números de forma correlativa.

Contamos

Esta actividad tal vez sea la más tradicional y repetida en la escuela. Sentados en círculo cuentan tocando la cabeza de cada niño contado. A cada niño contado le damos su nombre.

El engaño

Se trata que discriminen cuando contamos mal. El juego consiste en intentar engañarlos. Si lo conseguimos ganamos nosotros, de lo contrario ganan ellos.

Cuenta la maestra mientras deja caer objetos o sus nombres (en carteles plastificados) dentro de una caja y:

- Dejamos caer claramente varios a la vez.
- Me salto algún número.
- Repito alguno dos veces o más.
- Dejamos caer alguno fuera para ver si después de decir el número, recogerlo y volverlo a dejar caer dentro vuelven a repetir ese último número, que es lo correcto.

Las perchas

Cada niño que contamos se sitúa al lado de su percha.